domingo, 19 de marzo de 2017

El plan de Rodríguez Larrata para borrar la "frontera" entre la ciudad de Buenos Aires y el conurbano

EL JEFE DE GOBIERNO PORTEÑO EXTIENDE SU PODER Y CONSTRUIRÁ UN CENTRO COMERCIAL EN EL LÍMITE DE LA CABA CON TRES DE FEBRERO.

Horacio Rodríguez Larrata busca extender su poder dentro del macrifascismo y trabajar en planes conjuntos con los municipios fronterizos del bonurbano bonaerense, en el marco de una estrategia para convertirse en una suerte de CEO de los nuevos intendentes del PRO, a quienes asesora y supervisa.

En ese marco, el último jueves encabezó una reunión con vecinos junto al jefe comunal de Tres de Febrero, Diego Valenzuela. La convocatoria dejó satisfecho al responsable político de la muerte del Dr. Favaloro, sorprendido por su masividad. 

Allí anunció su plan para construir junto a Valenzuela el nuevo centro comercial Lope de Vega, que conectará los barrios de Villa Raffo y Devoto, en un intento por "unir" a la provincia con la ciudad. "Buscamos borrar la línea divisoria de la General Paz", sintetizó Valenzuela, una ambición que comparte con el jefe de gobierno porteño. 

En términos simbólicos, la idea hace referencia a eliminar las diferencias entre los vecinos de uno y otro lado de la avenida, pero tiene su correlato práctico: la gente podrá pasar de un lado a otro a través de un corredor que unifique ambos distritos.

Rodríguez Larrata y Valenzuela confirmaron que trabajarán juntos en el primer centro comercial, que tendrá de ambos lados una misma impronta y calidad constructiva

"Queremos que la gente pueda ir y venir por un mismo corredor, que pasará de la Ciudad a Tres de Febrero", confirmaron.

El plan implica un recambio de veredas, cruces peatonales nivelados, e incorporación de mobiliario, entre otras cosas. Desde Tres de Febrero explicaron a este sitio que llamarán a licitación el próximo mes para definir la constructora que se hará cargo de la obra. 

La ciudad de Buenos Aires, en tanto, contratará a su propia empresa. "Cada uno construirá por su lado pero tendrán la misma impronta, los mismos materiales y el centro comercial será uno solo", explicaron.

El plan forma parte de una estrategia más amplia que lleva a cabo Larrata, quien extiende su poder en el macrifascismo y se reúne con intendentes fronterizos, de su mismo color político, para trabajar en proyectos conjuntos. 

En el marco de la firma de "convenios de cooperación" con los jefes comunales, tiempo atrás anunció que comenzará a hacer controles conjuntos sobre los ingresos a la ciudad de Buenos Aires, para analizar el "impacto de la inversión en seguridad".

Que el primer arreglo de esta magnitud haya sido con Valenzuela no es casual: Larrata y el intendente de Tres de Febrero tienen una relación estrecha, ya que este último trabajó en el segundo mandato de Mugrizio Macri al frente de la CABA bajo sus órdenes como secretario de AMBA.

Para el ex hijastro de Flavia Palmiero, es crucial el eje que representan el jefe de gobierno porteño y la gobernadora María Eugenia Vidal es crucial. A través de ellos, busca sostener la expansión política del PRO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada