domingo, 19 de marzo de 2017

Otra provocación de Sanz: propuso ponerle "Néstor Kirchner" a la cárcel de Ezeiza

EL RADICAL DIJO QUE EL RÉGIMEN MACRIFASCISTA "NO INFLUYE" EN LA JUSTICIA, PERO SE QUEJÓ DE SU LENTITUD PARA INVESTIGAR PRESUNTOS HECHOS DE CORRUPCIÓN. PUSO UNA CUOTA DE PRESIÓN SOBRE COMODORO PY AL ATRIBUIRLA A “LA SECRETITUD DE LA PRIMERA INSTANCIA, CUANDO LOS JUECES FEDERALES TIENEN LAS CAUSAS”.

Autor de la célebre definición de que la Asignación Universal por Hijo “se va por la canaleta del juego y de la droga”, el hombre que le entregó más de cien años de historia de la UCR a un partido vecinal de derecha sumó ayer otra frase provocadora a su repertorio, al señalar que “algún legislador del kirchnerismo tendría que proponer ponerle 'Néstor Kirchner' a la cárcel de Ezeiza".

El ex senador del radicalismo apareció en escena en momentos en que se habla de su posible ingreso al gabinete nacional o de su eventual candidatura para las próximas elecciones. 

Aprovechó el micrófono amigo de la ultra oficialista radio Mitre para reforzar el discurso oficialista de que hay un plan para desestabilizar al régimen fascista y le apuntó a la oposición y al sindicalismo.

Sanz tiene también en su haber una declaración que hizo allá por abril de 2013. “Ojalá la economía no mejore hasta octubre”, se sinceró entonces en cuanto a que prefería que la gente sufriera penurias económicas para así tener un mejor resultado electoral frente al kirchnerismo. En tono provocador dejó esta vez otra perla para su galería de frases para el recuerdo.

"Hace cinco años le ponían Néstor Kirchner a todo, a una escuela... Ahora, algún legislador del kirchnerismo tendría que proponer ponerle 'Néstor Kirchner' a la cárcel de Ezeiza. Lázaro Báez, José López, Jaime, Milani... La verdad es que coparon la penitenciaría, o sea que algunos presos hay. Le podrían poner 'Néstor Kirchner' porque sería un emblema”, afirmó Sanz.

Si bien manifestó que “eso significa que la Justicia, de algún modo en ese nivel de funcionarios ha actuado”, el hijo de puta confesó que “me gustaría que hubiera actuado mucho más rápidamente".

Sanz repitió el mantra oficialista de que “el Gobierno no ha influido, ni influye ni influirá para que Cristina Kirchner deje de estar en libertad. Es la Justicia la que tiene que definir eso y se tiene que definir con juicios orales", pero no le puso una cuota de presión a los jueces, ya que atribuyó la demora en la definición de los procesos judiciales a “la secretitud de la primera instancia, cuando los jueces federales tienen las causas”.

Las palabras del sorete, hombre clave en la alianza oficialista de derecha, resonaron aún más luego de que el pasquín ultra oficialista Clarín publicara que Felipe González le pidió a Macri que Cristina Kirchner fuera presa como condición para la llegada de inversiones españolas en el país. “Es falso y no corresponde a mi pensamiento”, negó González el supuesto diálogo. Macri, en cambio, optó por el silencio.

"Estuve en España y hablé con muchos empresarios. Nunca escuché que alguien dijera que quería invertir si ponían presa a Cristina Kirchner”, declaró Sanz, aunque dijo que los españoles “están mirando el rumbo" que toma la Argentina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada